Para iniciar cualquier viaje, tenemos que saber de dónde partimos.

Por eso, para empezar el tuyo, vamos a explorar en qué lugar de ti mism@ te encuentras.

 

Vivimos nuestro día a día de manera inconsciente en un 95% y sólo somos conscientes en un 5%. Esto hace que funcionemos de manera casi automática. Los acontecimientos se solapan unos con otros, nos empujan y terminamos nuestra jornada, a veces, no sabemos ni cómo.

Es más, la gran mayoría se acuesta cada noche sin saber qué ha vivido, qué ha experimentado.

Y así, un día tras otro, vivimos una vida que no es la nuestra, porque vivimos la de los demás. Nos zarandeamos del pasado al futuro y saltamos lo que realmente ES, el momento presente, el único que es REAL.

 

Es en el AQUÍ y el AHORA donde creas TU FUTURO… ¡es IMPORTANTE!

 

Va a ser muy difícil construir un futuro, conseguir una meta… si el barco no sabe en qué mar está navegando.

Las tres preguntas más difíciles de responder para un ser humano son:

 

-¿Quién soy?

-¿Qué hago?

-¿Qué es lo que quiero?

 

Y no vale: «soy abogado, tengo un bufete y quiero tres despachos en mi ciudad…»

Vamos a tener una toma de contacto con nosotr@s, ¡ahí va la primera tarea!

 

En estos días, integra las tres preguntas, abre la puerta y permite su entrada. Es difícil responder a las tres. Reparte la tarea, no contestes la siguiente sin haberte respondido la primera.

 

Te ayudo un poco con la primera, ¿quién soy?, ¿a dónde te lleva? A experimentar por ejemplo de qué está hecho tu cuerpo, cómo es realmente, de qué está compuesto, cómo sientes, cómo te emocionas, cómo es tu forma de pensar, cómo están tus células, qué energía te mueve, cómo caminas… esto no hay que pensarlo, hay que sentirlo y cada persona encontrará su propia respuesta, su propia sensación y es PERFECTA.

Si te animas sigue con las otras dos preguntas; si no, date más tiempo, no importa, cada cual tiene su tiempo y su velocidad.

 

Lo realmente importante es… ¡EMPEZAR!

¡¡Y empezar es AVANZAR!!

 

Un abrazo